Seminario internacional: Ser Política en el Siglo XXI

Mujeres de diferentes ámbitos de la política y varias organizaciones de la sociedad civil se juntan para conversar sobre igualdad de género y el espacio de las mujeres en política

El próximo 19 de noviembre se realizará la primera de cuatro elecciones en Chile con cuota de género del 40% para las candidaturas parlamentarias. Esto fue uno de varios temas que se discutieron en el Seminario internacional “Ser Política en el Siglo XXI” el 23 de octubre en Santiago. El evento fue organizado por la Fundación Friedrich Ebert (FES) y el Instituto Igualdad, y contó con la participación de destacadas mujeres del mundo político y social de Chile, entre ellas Claudia Pascual, Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, además de la reconocida feminista paraguaya, Line Bareiro.

Inauguró el encuentro la primera Presidenta mujer del Instituto Igualdad, Clarisa Hardy, ex-ministra y académica, quien junto a Simone Reperger, representante de la FES en Chile, y Karina Delfino, Vicepresidenta Nacional de la Mujer del Partido Socialista, dieron la bienvenida a las participantes. Destacaron la importancia de la presencia femenina, pero sobre todo feminista, en la composición del próximo Congreso, para reforzar estos enfoques en los espacios de toma de decisión y así transformarlos, la importancia de reforzar los temas de corresponsabilidad y participación laboral de la mujer, así como el importante paso recientemente logrado con la despenalización voluntaria del embarazo en tres causales. Igualmente, se reconoció el desafío que significa la diversidad de feminismos existentes y la predominancia de un feminismo de élite, que no logra llegar a los espacios populares. En vista a las desigualdades que se observan en el país, Delfino subrayó que “todas las desigualdades las mujeres las viven aún más acentuadas”.

Como primera expositora, Line Bareiro, ex integrante del Comité CEDAW/ONU durante el periodo 2011-2014, habló sobre “La mujer como sujeto político en el siglo XXI”, destacando los avances en la región, como por ejemplo, la primera cuota de género establecida por Argentina en 1991, el alto promedio de mujeres en los parlamentos en comparación con otras regiones y la participación casi unánime en la Estrategia de Montevideo. Pero, a pesar de estos importantes hitos, América del Sur sigue mostrando el triste récord de ser el continente del feminicidio por excelencia, por lo que, para Bareiro, se necesita un cambio de roles de hombres y mujeres, y que, al mismo tiempo, la “presencia [de las mujeres] es un punto central pero no suficiente”.

En el siguiente panel, “¿Cómo avanzar en confianzas y plataformas comunes?”, sobre el movimiento feminista actual, participaron Teresa Valdés, Fundadora del Observatorio de Género y Equidad; Francisca Valenzuela, Presidenta del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) y Carolina Carrera, Presidenta de la Corporación Humanas, a cargo de la moderación. En este panel, violencia y cuidado fueron indicados como temas centrales, se reflejó de manera crítica la falta de retroalimentación entre los mundos de la política, la academia y la sociedad civil, graficado en que “la forma en que actuamos nos separa”, y se reflexionó sobre el necesario balance entre institucionalidad y autonomía, retomando la crítica a la preponderancia de un feminismo elitizado.

En el último panel del día, Myriam Verdugo, Segunda Vicepresidenta Nacional de la DC; Carmen Andrade, Directora de la Oficina de Género de la Universidad de Chile e integrante de la Comisión Política del PS; y Constanza Schönhaut, Secretaria General del Movimiento Autonomista, conversaron sobre “Las instituciones políticas: paridad versus cultura y prácticas”, con la moderación de Arlette Gay, Directora de Proyectos de la FES. Como barreras principales se identificaron la persistencia de una “cultura binominal” en los partidos, aun cuando el sistema electoral chileno fue recientemente reformado, y también desafíos económicos y culturales de base. Se destacó que frente a la histórica dominación de los hombres en el mundo político, es crucial apoyar a las mujeres entrando en este mundo para que puedan construir una ruta y una trayectoria política. También se puntualizó que las mujeres no necesariamente llevan la agenda de género al Congreso, por lo que “no basta con tener mujeres” mientras el feminismo siga siendo un planteamiento minoritario en el interior de los partidos. Se dieron ejemplos de discursos que se observan en la esfera política, tales como “la política es sin llorar” o “el que duda es mariconcito”, que desnudan la visión patriarcal que hay detrás. Y, vinculado a esto, remarcaron el alto costo personal e incluso las aprehensiones de las mujeres para entrar en política, lo que refuerza la necesidad de invertir en formación para ellas. 

Galeria

Friedrich-Ebert-Stiftung en Chile

Hernando de Aguirre 1320
Providencia, Santiago de Chile
Chile

+56-2-23414040

feschile(at)fes.cl

Contacto

volver arriba